La casa pone a disposición de los arrendatarios sus habitaciones y los siguientes espacios y servicios comunes… salón con TV y vídeo y sala de estudio, lavandería, cocina-comedor y patio que se regirán por una normativa especial.

El uso de la cocina y habitaciones es personal e intransferible.

En ningún caso la renovación es un derecho. Deberá ser solicitada antes del inicio de cada nuevo año por la inquilina. Para la renovación de plaza se tendrán en cuenta su respeto a las normas de convivencia y su contribución al adecuado desenvolvimiento de las mismas.

 

NORMAS DE CONVIVENCIA DE LOS ARRENDATARIOS

 

  1. Deberán respetar a las personas que gestionan la casa y cumplir la normativa emanada del propietario. El propietario se reserva las modificaciones de la normativa que le parezcan necesarias y, una vez debidamente comunicadas, serán de obligado cumplimiento.
  2. Se comprometen a evitar cualquier deterioro del edificio, de sus instalaciones y de su mobiliario, respondiendo económicamente de los daños que voluntaria o accidentalmente pudieran causar a los mismos. No se permite clavar chinchetas, grapas o clavos en paredes, puertas o resto del mobiliario, ni utilizar pegamentos o adhesivos que dejen en ellas manchas. Tampoco se permite colocar objetos en el exterior de las ventanas.
  3. No se consentirán Novatadas, ni ninguna broma pesada, tratando con respeto, tolerancia y amabilidad a los demás arrendatarios.
  4. Deberán mantener la compostura con especial cuidado en los lugares de convivencia comunes. No se autorizan las celebraciones festivas de carácter particular.
  5. Deberán evitarse en las habitaciones o dependencias comunes conversaciones en voz alta o cualquier ruido que por su volumen pudieran molestar a los convecinos. Se podrá escuchar música y ver películas por internet con cascos o en tono no audible por el compañero o vecino de habitación.
  6. No está permitida la entrada de alcohol ni fumar en ningún lugar de la casa.
  7. Las alteraciones a la convivencia o al normal orden de la casa que a juicio de la Dirección o de cualquiera de las personas que trabajan en ella cuyo origen sea la embriaguez, tenencia, consumo, comercialización, elaboración o cultivo de drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, serán motivo de finalización de contrato sin perjuicio de las responsabilidades administrativas o penales que tales conductas pudieran provocar.
  8. Para evitar una acumulación excesiva de objetos en las habitaciones, cualquier objeto adicional que desee incorporar a la misma habrá de hacerse con autorización expresa del propietario.
  9. No se podrá cocinar en las habitaciones, ni tener electrodomésticos u otros aparatos eléctricos que puedan ocasionar accidentes domésticos.
  10. En las habitaciones y en los cuartos de baños se deberá evitar una acumulación excesiva de objetos y mantener un orden razonable.
  11. El derecho a alojamiento es estrictamente personal e intransferible a la persona asignada. La infracción de esta norma dará lugar a la expulsión de la persona o personas irregularmente admitidas en tal espacio (previo pago del importe correspondiente al uso de la habitación como transeúnte).
  12. Cada arrendatario será responsable de velar por el cuidado de sus pertenencias. Debe cerrar la puerta de su habitación con llave cada vez que se ausente.
  13. No se permite introducir animales.
  14. El uso de internet por wi-fi tiene una capacidad limitada por lo que se prohíbe las descargas audiovisuales ni juegos online, para hacer posible el uso general.